¿Quienes Somos?

Manifiesto

Somos un grupo de ciudadanos (estudiantes, trabajadores, juntas de vecinos, asociaciones gremiales, emprendedores, dueñas y dueños de casa, profesionales, sindicatos, etc.), de esfuerzo y trabajo, que busca que todos tengamos oportunidades para poder salir adelante y crecer como personas. Creemos que, para construir un país más justo, equitativo y con una mejor convivencia social, el diálogo y los acuerdos son la única manera para lograrlo. Estas prácticas deben gozar de legitimidad, en el marco de la democracia y de la libertad, con tolerancia, inclusión, empatía y paz.

Participamos en un número de movimientos y organizaciones que representan el sentir de millones de personas en Chile, lo que naturalmente llevará a conformar un frente ciudadano.

A pesar de que Chile ha sido el país más exitoso de Latinoamérica en avanzar en la superación de la pobreza y el que mejores oportunidades la ha dado a sus ciudadanos, falta mucho camino por recorrer en la lucha contra las injusticias y postergación de muchos.

Recientemente, la intolerancia y el odio han destruido el fruto del esfuerzo de muchas personas y han puesto en peligro su futuro. Buscamos que la justicia social, la equidad, la dignidad y la paz se logren respetando la libertad individual, la democracia y las instituciones. Respetamos cualquier opinión que no coarte la libertad de otros y no aceptamos la violencia en ninguna de sus formas como medio para imponer posturas o presionar acuerdos.

Nuestro foco es trabajar por el bienestar y desarrollo de las personas en base a la unión y el reencuentro de la sociedad. Para lograr el país que soñamos y en el que todos cabemos, es crucial que nos unamos, que todos participemos y trabajemos coordinadamente en un mismo objetivo. Difundir el trabajo de los grupos ciudadanos será de gran valor para poder sumar a los que buscan aportar a su país.

Para que resulte todo lo anterior, esta iniciativa tiene como propósito principal levantar la confianza, todo lo que realicemos debe buscar fortalecer las confianzas entre todos los ciudadanos.

Finalmente, creemos en la iniciativa individual y la innovación, en las economías abiertas, pero teniendo presente que hay funciones propias del Estado para asegurar el bien común y fomentar una sociedad colaborativa. Entendemos que todo esto puede llevar a que tengamos un mejor modelo, que tome lo mejor del actual y agregue conceptos que faltan por desarrollar: solidaridad, inclusión, trato social y mayor participación ciudadana.

Decálogo La Coordinadora

  • Fin a la violencia en cualquiera de sus formas
  • Avanzar en justicia sin perder lo que tenemos
  • Respeto de la institucionalidad, la democracia y la opinión de las personas
  • Fomentar el buen trato, terminar con los abusos y la impunidad
  • Avanzar en una agenda social responsable
  • Avanzar en cambios y reformas
  • Trabajar en Paz
  • Modernización del Estado

 

Nuestro Equipo

 

Directorio

  • Rafael Fontecilla
  • Paula Santolaya
  • Luis Gallardo
  • Ana Krause
  • María Paz Reyes
  • Patricio Hurtado
  • Juan Francisco Mackenna
  • Luis Moller

 

 Equipo

  • Claudio Salinas: Director Ejecutivo
  • Luis Baeza: Director de Acción Territorial

Historia

La Coordinadora Nacional de Movimiento Ciudadanos nace luego de las manifestaciones de octubre de 2019 con el objetivo primario de trabajar por la paz y seguridad de los chilenos. Con el paso de los meses, fuimos viendo como se formaban decenas de movimientos que representaban muchas causas comunes, como la defensa de la democracia, el respeto a las instituciones, el resguardo de los derechos individuales o el fin a la violencia. Ante ese escenario, como Coordinadora decidimos transformarnos en una plataforma agrupadora y amplificadora de esos esfuerzos, para unir personas con intereses y causas comunes, y así influir positivamente en la sociedad. Es así como nacieron campañas ciudadanas tales como “el noventa también es mío”, “que gane la razón” o “educación libre y diversa”.

Nuestros principales objetivos son la creación de puentes entre la sociedad civil y las instituciones públicas, y la defensa irrestricta de la paz, la democracia, la libertad y las instituciones.   

    •